Investigación

Directrices sobre cielo oscuro e iluminación artificial

Los terrenos públicos y tribales son algunos de los últimos vestigios de cielos oscuros prístinos o casi prístinos. Sin embargo, incluso en estas zonas, el uso inadecuado de la luz artificial puede afectar negativamente a los ecosistemas silvestres y a los visitantes. Por ejemplo, el hábitat de los murciélagos puede verse afectado por la iluminación, ya que algunos abandonan las zonas iluminadas para cazar y otras especies menos sensibles se sienten atraídas por la luz debido a la concentración de insectos. Las aves migratorias y las tortugas marinas se ven atraídas y desorientadas por la iluminación artificial, lo que las atrae hacia entornos urbanos donde aumenta el riesgo de encuentros mortales. En cuanto a los visitantes, recuerde que la gente suele salir al exterior para escapar de la influencia de la luz artificial y disfrutar del cielo nocturno estrellado. Incluso una iluminación mínima, si se utiliza e instala incorrectamente, puede verse desde grandes distancias, afectando a la vida salvaje y a la visión humana. Haga todo lo posible por minimizar el impacto de la iluminación cuando disfrute del aire libre.

Cuando practique actividades recreativas nocturnas, ¡prepárese para ver las estrellas! Ten en cuenta las siguientes pautas para reducir tu impacto y ayudar a preservar el cielo oscuro natural:

¿SE NECESITA LUZ?

En primer lugar, pregúntate si necesitas luz adicional para facilitar tu actividad. A menudo, nuestros ojos pueden adaptarse al cielo oscuro y seguir sintiéndose seguros para disfrutar de actividades recreativas sin luz artificial. El ojo humano tarda entre 20 y 30 minutos en adaptarse completamente a entornos más oscuros.

CINTA REFLECTANTE

Por motivos de seguridad, considere la posibilidad de utilizar cinta reflectante o equipos con materiales reflectantes en lugar de luces artificiales.

INTENSIDAD LUMINOSA

Si necesita luz artificial para facilitar su actividad, utilice sólo la intensidad de luz que sea necesaria (por ejemplo, faros en lugar de los faros de un vehículo o el ajuste más bajo necesario en un faro). Utilice LED con colores cálidos como el amarillo, el ámbar o el rojo a niveles de intensidad más bajos, en lugar de luces blancas o azules, que pueden afectar a la salud de la fauna y los seres humanos. Estas luces más cálidas también permiten que los ojos humanos se adapten más rápidamente a la oscuridad después de apagarlas.

 

DIRECCIÓN DE LA LUZ

Mantenga toda la iluminación artificial apuntando hacia abajo y sólo en la dirección en la que la luz sea necesaria.

FAROS DE BAJA LUMINOSIDAD

En función de su actividad al aire libre, considere la posibilidad de adquirir/utilizar linternas frontales (y otros tipos de iluminación para actividades recreativas al aire libre) con una salida de luz/intensidad baja que ofrezca una luz totalmente roja/ámbar o, al menos, una cubierta de luz roja/ámbar.

AHORRAR ENERGÍA

Ahorra pilas o energía y apaga todas las luces cuando no las estés utilizando.

EVITAR LOS FAROS

En las zonas de acampada, utilice los faros del vehículo sólo cuando conduzca o sea absolutamente necesario; evite su uso mientras prepara el campamento. Planifica con antelación y prepara el campamento o la tienda antes de que anochezca para evitar tener que utilizar las luces.

UTILIZAR UNA ILUMINACIÓN RESPETUOSA CON EL CIELO OSCURO

En campings, patios traseros, caravanas y otros vehículos recreativos, absténgase de utilizar iluminación decorativa y, cuando utilice iluminación intencionada, utilice luces que sean "respetuosas con el cielo oscuro". La Asociación Internacional del Cielo Oscuro recomienda utilizar iluminación de longitud de onda larga con una temperatura de color inferior a 3000 Kelvins, totalmente apantallada y dirigida hacia abajo. Mantenga toda la iluminación artificial apuntando hacia abajo y sólo en la dirección en la que la luz sea necesaria.

 

 

Descárguese hoy mismo un ejemplar de las Directrices sobre cielo oscuro e iluminación artificial.